La Gamificación es una sistemática innovadora en el management que está adquiriendo cada vez mayor protagonismo en la Gestión Moderna de los procesos clave de las Organizaciones. Se trata de aportar a los procesos mecánicas de juego que potencian la motivación.


¿Por qué funciona la gamificación?

Porque utiliza las palancas motivacionales de las personas y las aplica a la consecución de objetivos específicos. Gamificar consiste en analizar y definir los resultados a obtener, analizar las palancas motivacionales del colectivo que debe obtenerlos y establecer procedimientos de trabajo contemplando las mecánicas que se siguen en el diseño de los juegos.

Algunas mecánicas que motivan, retan, ilusionan y divierten:

• Feedback inmediato
• Distintos niveles de destreza
• Reconocimiento del colectivo
• Competitividad
• Tareas difíciles pero no imposibles: retadoras
• Y otras muchas

Son especialmente útiles para procesos relacionados con fidelización, participación, engagement, motivación y producción. Gamificar es aplicar estas mecánicas de modo sistemático e intencional, apoyados en los medios tecnológicos que lo hacen posible.